Warning: end() expects parameter 1 to be array, bool given in /home/clients/4f3ceb18060536abd7468c22111f0472/web/wp-content/themes/nordetia/single-tratamientos.php on line 49

Medicina Estética

Integral

Ácido hialurónico

Es un componente de la piel que podemos reponer o modificar, en función de las necesidades o de los gustos estéticos actuales de las personas.
Su principal misión es la de rejuvenecer la epidermis de la cara y el cuello, a partir de la hidratación y de la reafirmación de los tejidos. Además de proporcionar un aspecto más juvenil, embellece el rostro, destacando la forma del pómulo, la nariz, la mandíbula o el mentón. También puede aplicarse en los labios, aportándoles una mayor hidratación y volumen.

Resultados y duración

Los resultados son inmediatos desde la primera sesión, y más evidentes, cuanto mayor sea la cantidad de producto que se administre, la cual debe hacerse siempre bajo el criterio del especialista en medicina estética.

Duración: varía en función del ácido hialurónico que se emplee.

Resultados: entre 4 semanas y 2 años.

¿Qué es?

Es un polisacárido, constituyente natural de la matriz extracelular, que da soporte a todos los tejidos. Es altamente higroscópico, es decir; atrae una gran cantidad de agua, por lo que se comporta como una esponja que la atrapa, proporcionándole a la piel un aspecto muy suave. Cuando se usa como relleno, es capaz de borrar líneas de expresión finas y arrugas moderadas, así como de reposicionar estructuras profundas, moldeando el contorno de la cara y el cuerpo.

¿Cómo se realiza?

Su aplicación se lleva a cabo mediante inyección, con agujas de diferente calibre, en función de la densidad del ácido hialurónico, siempre más pequeñas y de menor diámetro que las habitualmente utilizadas para las extracciones de sangre de una analítica.

Características

Posee la propiedad de retener grandes cantidades de agua, lo que lo convierte en un hidratante de gran valor.

El ácido hialurónico tiene un efecto positivo en el envejecimiento, tanto intrínseco, aquel que se produce por el mero transcurso del tiempo, como extrínseco, es decir; el producido por factores medioambientales externos, siendo el responsable de mantener los niveles de humedad de la piel.

Ventajas

  • Es seguro.
  • Es indoloro.
  • Fácil de inyectar.
  • Los resultados son inmediatos. Si los efectos no son los deseados, es posible realizar un tratamiento para revertir el proceso.
  • No es alergénico. Es un producto que se analiza y estudia de forma constante, por lo que no presenta habitualmente reacciones ni comportamientos inesperados.
  • Los hialurónicos de nueva generación producen, además, un efecto lifting.

Zonas de aplicación

  • Áreas del cuerpo que necesiten un aporte de volumen.
  • Áreas faciales que presenten arrugas y pliegues cutáneos.
  • Zonas del rostro que necesiten modificar la forma o el volumen, como la nariz, el ángulo de la mandíbula, el mentón, los pómulos, los labios o áreas muy delicadas, tales como las ojeras que requieran de un rejuvenecimiento.

Recomendaciones y cuidados

  • No es conveniente masajear ni movilizar la zona inyectada.
  • Hay que evitar los traumatismos sobre el área tratada.
  • Se debe ingerir, al menos un litro de agua, en las primeras 24 horas después de su aplicación.
  • Es fundamental evitar el consumo de tabaco, especialmente, durante el primer día tras el tratamiento.
  • No se deben emplear otras técnicas de medicina o cirugía estética, durante las primeras 4 semanas posteriores a la infiltración del producto.

FAQs

¿Cuánto dura?

Depende de la reticulación (densidad) del ácido hialurónico, de la cantidad administrada, de la presentación comercial, la técnica de inyección y de variables individuales de cuidado personal y hábitos psico-biológicos del cliente.

¿Es doloroso?

Hoy en día existen muchas técnicas para disminuir o evitar el dolor, desde cremas anestésicas, hasta anestesia infiltrada, similar a la que se emplea en la consulta del dentista. Además, actualmente, muchas de las presentaciones de ácido hialurónico vienen con lidocaína incluida (el anestésico local más empleado en medicina estética), que disminuye la sensación de dolor, sin modificar las propiedades del gel del ácido hialurónico.

Tratamientos relacionados

Es aconsejable aplicarlo sin combinarlo con otras técnicas, con el fin de comprobar y disfrutar los resultados que se obtienen de forma individual. Sin embargo, es seguro usar ácido hialurónico de diferentes densidades, en distintos planos de los tejidos blandos tratados, y combinarlo con otros materiales, como los inductores de la formación de colágeno o los hilos tensores, e incluso con dispositivos basados en energía de nueva generación, como el ultrasonido focalizado de alta intensidad.
Scroll Up