¿Necesitas un injerto capilar? Descubre la Técnica FUE, la más avanzada para tratar la calvicie y la alopecia
Medicina capilar

Hay casos de alopecia en los que es necesario recurrir a un injerto capilar para poder recuperar el cabello perdido. La demanda de esta técnica quirúrgica va en aumento, de hecho, según los especialistas, se ha triplicado en los últimos años.

Lo cierto, es que hay varios factores que explicarían el porqué de este auge. Uno de ellos sería que esta técnica ya no es solo cosa de hombres. El hecho de que los resultados sean cada vez más naturales ha animado a las mujeres a someterte a este tipo de intervención. Según algunos expertos, el porcentaje se acerca ya al 30%, algo impensable hace solo unos años.

Otra de las razones que justificaría el aumento de la demanda de injertos capilares sería que se trata de una cirugía sencilla, que presenta unas mínimas molestias y, además, no requiere hospitalización.

Por otro lado, el conocido como “pelo de muñeca” pasó a mejor vida, y ahora el injerto capilar se realiza con el pelo del propio cliente. Gracias a esto, además de lograr resultados más naturales, se evita el riesgo de rechazos.

A todo lo anterior hay que sumarle que, en estos momentos, el injerto capilar se puede llevar a cabo en cualquier época del año. Sin embargo, es recomendable que, durante las primeras semanas, no dé el sol en la zona en la que se ha llevado a cabo la intervención.

Si a los argumentos anteriores le añadimos el hecho de que, además de en la cabeza, el injerto capilar se puede realizar en zonas como las cejas y en las barbas poco pobladas, justificaría que se haya convertido en una de las intervenciones más demandadas en los últimos años.

La Dra. Gilene Durán, especialista en tricología y medicina capilar de Nordetia Clinics, te cuenta en este post todo lo que debes saber si quieres someterte a un injerto capilar. Te sugerimos que sigas leyendo…

¿Qué es un injerto capilar?

Es un procedimiento quirúrgico, mínimamente invasivo, que se realiza bajo anestesia local. Consiste, básicamente, en hacer un trasplante de la zona donante, que sería la zona occipital, donde el cliente suele tener pelo, hacia la zona con alopecia. Normalmente, quienes se realizan el trasplante capilar son personas que tienen un problema de alopecia androgenética, que tienen una zona de alopecia secundaria a un trauma, a una quemadura, a una cicatriz… por lo general se realiza en el cuero cabelludo, y la intención del microinjerto es regenerar el cabello de la zona que presente alopecia.

Técnica FUE, la más avanzada para tratar la calvicie y la alopecia

Esta técnica es la más avanzada que existe en la actualidad. Solo es necesaria una sesión para alcanzar los resultados que se desean obtener en la zona a tratar. En el caso de que se quisiera abordar otra área, tendrían que transcurrir entre 6 y 8 meses para llevar a cabo la segunda intervención. Es totalmente factible someterse a un injerto capilar, por ejemplo, de la zona frontal, y a otro para cubrir la parte de la coronilla, pero entre una y otra cirugía debe respetarse el plazo establecido por el especialista. La duración de este procedimiento es de unas 7 horas para 3.000 unidades foliculares. Los resultados son visibles a partir del 8º mes.

Se lleva a cabo mediante la extracción de unidades foliculares, y consiste en la extracción de folículo por folículo de la zona donante (previa anestesia local), para, posteriormente, realizar incisiones en la zona receptora. Finalmente se realiza la implantación, también folículo a folículo.  Es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva, que se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria, lo cual disminuye el riesgo quirúrgico.  La recuperación del cliente tras la cirugía es bastante rápida e indolora, por lo que la reincorporación a su rutina habitual es prácticamente inmediata.

¿Qué anestesia se utiliza para llevar a cabo un injerto capilar?

Se realiza con anestesia local. Se lleva a cabo un procedimiento similar al odontológico. Los primeros pinchazos en la zona donante son los únicos que va a sentir el cliente. Posteriormente, ya no tendrá molestias, ya que la zona se adormece. Lo único que sentirá es que se está llevando a cabo el tratamiento, como sucede con un procedimiento odontológico.

¿Un injerto capilar requiere de hospitalización?

Es un tratamiento ambulatorio, que no requiere de hospitalización. A lo largo del primer año, se irán realizando valoraciones posquirúrgicas.

¿Cuánto tiempo es necesario para llevar a cabo un injerto capilar?

Se lleva a cabo en un solo día, durante 6 u 8 horas aproximadamente, dependiendo de la cantidad de unidades foliculares que se necesiten trasplantar y, en algunos casos, como pueden ser clientes que tienen por ejemplo dos zonas de tratamiento, es decir; que haya perdido pelo en la zona frontal y también en la coronilla, a ese cliente se le recomienda realizar dos cirugías, la primera para cubrir una zona y la segunda, para abordar la otra.

¿Cuándo se empiezan a notar los resultados de un injerto capilar?

Los resultados son visibles a partir del 8º mes, sin embargo, los definitivos, se pueden observar transcurrido un año.

¿Los injertos capilares se pueden llevar a cabo tanto en hombres, como en mujeres?

Sí. Lo habitual es que en ambos casos se haga una consulta previa para determinar la causa de la pérdida capilar, identificar si existe alguna patología y recomendar otros tratamientos, en el caso de que sean necesarios. En cualquier caso, tanto los hombres como las mujeres son candidatos a una cirugía capilar, siempre y cuando tengan una zona donante.

¿Cuándo es recomendable someterse a un injerto capilar?

El injerto capilar se puede realizar desde el mismo momento en que el cliente empieza a notar que tiene una falta de pelo en determinadas zonas como las entradas, la zona frontal, la zona de la coronilla… no es necesario llegar al punto de carecer de pelo, con la alopecia marcada, sino cuando se empieza a notar pérdida de la densidad. A nuestra consulta acuden clientes de distintas edades. Los más jóvenes tienen entre 23 y 25 años.

¿El injerto capilar requiere de algún tipo de preparación?

Sí, lo ideal es hacer una consulta previa, realizar una historia clínica, identificar patologías asociadas a la causa de la pérdida capilar, y, en la mayoría de los casos, es necesario hacer un tratamiento que también ayude a mejorar los resultados y a prolongarlos. Esto va a depender de las características específicas de cada cliente, y del tipo de problema que presente.

¿Cuál es la mejor época del año para someterse a un injerto capilar?

No existe como tal una “mejor época del año” para someterse a un injerto capilar. Hay personas que por motivos de trabajo prefieren operarse en verano y otras prefieren hacerlo en invierno. Lo importante es que el cliente tenga en cuenta que, desde el mismo momento en que se realiza la cirugía, durante las próximas 3 ó 4 semanas debe evitar la exposición prolongada al sol, las piscinas, el mar, las saunas, el uso de gorras, cascos o sombreros.

¿Cuándo puede incorporarse el cliente a su vida cotidiana tras la intervención?

Inmediatamente, ya que el posoperatorio, la recuperación, es inmediata, con la técnica FUE o “pelo a pelo”. Al día siguiente de la intervención, el cliente no suele tener molestias, puede haber una leve hinchazón en la zona de la frente o en los párpados, que dura entre 2 y 3 días y se resuelve sola.

Artículos relacionados
There are no posts
Scroll Up